Piscinas cubiertas

Las piscinas forman parte de nuestro hogar, pero no solamente porque las aprovechamos durante los veranos, sino porque es el lugar en el que nos relajamos, festejamos eventos de todo tipo, invitamos a amigos a reunirnos y conversar, pero podemos estar necesitando cerrarlas para extender la temporada.

Una vez que hemos decidido instalar una piscina en nuestra casa, es el momento de considerar si las cubrimos con algún material resistente al frío, a las nevadas, al viento, o a las lluvias y así de esta forma, poder aprovechar el natatorio la mayor parte del año. Si, por que las piscinas cubiertas nos permiten que aprovechemos tanto la pileta como el espacio que está alrededor de ella. Estos cerramientos se realizan tomando las medidas del perímetro de la piscina, pero hay quienes extienden ese perímetro unos metros más de cada lado para hacer verdaderos ambientes de invierno, con una vista increíble de nuestra casa y del cielo.

piscinas-cubiertasLas piscinas cubiertas, son ideales para climas ventosos, siendo lógicamente el costo importante desde el punto de vista económico, pero al terminar el proyecto, seguramente que no nos arrepentiremos porque lo que habremos construido, es un ambiente al que lo disfrutaremos todas las temporadas. En cuanto a precios los más caros pueden llegar a ser los telescópicos, pero ninguno es barato, todos cuestan bastante dinero, por las ventajas que suponen.

Para instalar uno de ellos y así tener acceso a una piscina soñada, tenemos que tener en cuenta varios factores; presupuesto, espacio, (fundamental), y contar con la mejor de las empresas las que nos cotizan el trabajo de antemano. Cuando construimos la piscina de nuestros sueños, hemos tenido que pensar en ella, es decir la forma, la estética, el tamaño, la cercanía o la lejanía con la casa o el quincho, y si nos gustan las piscinas cubiertas, y queremos hacerlo, haremos exactamente lo mismo, con el proyecto anterior, tendremos que ver varias de ellas, para elegir la que se adapte a lo que estamos necesitando, es decir que los cerramientos sean estéticamente acordes a la casa, al quincho y que se integren al jardín.

piscinas-cubiertas-tiposHay varios tipos de cerramientos que le podemos agregar a nuestra piscina, como por ejemplo, los cerramientos fijos, con puertas en ambas puntas, los desmontables, los corredizos, los telescópicos, (los más resientes), que se pliegan ingresando uno dentro del otro, quedando perfectamente descubiertas cuando así lo queremos, los desmontables, etcétera. Todas las estructuras son construidas con aluminio anodizado, y con policarbonato para otorgarnos una excelente visión de afuera, lo que las hace simplemente maravillosas. En el pasado, no a muchos se les hubiera ocurrido que las piscinas cubiertas, las podíamos tener en nuestra casa, eran privativas de los clubes o de espacios a los que asistíamos a practicar el deporte, o era cuestión de gastar sumas siderales a las que poca gente podía hacer realidad.

Hoy no es así, y cada vez más la gente no solamente quiere, sino que necesita tener las piscinas cubiertas, con los materiales que el mercado ofrece. Es que las nuevas tecnologías que trabajan en nuestro beneficio, hace posible esto y muchas otras cosas, que un pasado, casi se podría decir resiente, ni se podía imaginar. Es así como surgen los cerramientos que en un principio estaban pensados para cerrar espacios que no aprovechábamos y que luego de cerrarlos se convirtieron en el jardín de invierno cálido para almorzar un domingo con la familia, mirando el jardín que se encuentra a metros. Ahora le toca el turno a las piscinas cubiertas, que son una maravilla, porque tienen muchas ventajas, entre las más importantes es aprovechar al máximo, el espacio durante la mayor parte del tiempo.

 
 
 

Modelos de piscinas cubiertas

Las piscinas cubiertas, incluyen un sistema de filtrado de rayos solares ya que existe un gran nivel de acumulación de calor bajo la cubierta. Los rayos solares, de alguna manera repercuten en la temperatura del agua, haciéndola subir varios grados ya en forma natural, y si pensamos en un sistema de calefacción del recinto una vez cerrado, podremos bañarnos en la piscina aunque afuera haga, seis grados. Todos son excelentes y sería muy extenso hablar de cada uno en particular, solo nos resta decidir cuál es el que se ajusta a nuestras necesidades, por precio, por tamaño, por formas, etcétera, y las empresas las podemos ver en Internet, las que ayudadas por las galerías de fotos acercan al cliente a tener una idea de cómo se verán en la propia casa.

Entre las piscinas cubiertas, son seguramente, la opción más acertada para calentar el sector para permitirnos usarla por más tiempo, por ejemplo, podremos practicar la natación durante todo el año, rehabilitarnos de alguna dolencia, hacer gimnasia, jugar, y pasarla bien, y lo que es mejor, tendremos otro espacio para disfrutar reunidos con amigos cuando lleguen los primeros fríos del invierno. Podemos decorar el espacio del rededor, con mesitas, sillones plantas y puff iluminación especial, para que podamos estar cuando lo necesitemos, inclusive de noche.

 
  email