Cloro para piscinas

El cloro para piscinas no se limita solamente a las piscinas que tenemos en nuestros hogares, sino que también se utilizan en los natatorios de los clubes, etc. El cloro es considerado como uno de los elementos que están en la naturaleza, liberados en el agua de mar.

El cloro para piscinas es muy utilizado tanto en la vida cotidiana como en las diferentes piscinas en general. Cuando los especialistas en el mantenimiento de piscinas, con ayuda de científicos, descubrieron que el cloro era uno de los elementos que más podría utilizarse para la limpieza del agua de las piscinas y del agua en general, su avance se hizo muy notorio y rápido, por lo cual tuvo un gran éxito. Actualmente, la utilización de este elemento es vital en el cuidado del agua; aunque no seamos conscientes de ello, continuamente hacemos uso del mismo en los hogares permanentemente, en menor o en mayor medida. El cloro para piscinas sin embargo es diferente de aquel que utilizamos específicamente del cloro que usamos por ejemplo para limpiar: el ejemplo bien claro de esto es la utilización de la lavandina como producto.

cloro-para-piscinasEl primero produjo una distinción mayor del resto de los tipos de cloros, ya que el cloro para piscinas se debe a que esta agua está en mayores cantidades (de más está decir que las cantidades de cloro no son las mismas que las que se aplican en una piscina olímpica por ejemplo, o en el balde para limpiar el hogar) Los cloradores son un tipo de aparatos a los cuales se les introduce una determinada cantidad de cloro, que depende de la cantidad de agua que contenga la piscina.

De esta manera, el clorador va liberando de a poco el cloro para piscinas para que su distribución se realice de una manera balanceada y equitativa para todo el natatorio. Hay diversas formas también para colocar el cloro para piscinas que son complicadas, pero ya se han dejado de utilizar debido a la implementación y los nuevos inventos vinculados a esta aplicación. La manera más complicada de colocar el cloro para piscinas es de forma manual, en donde la persona encargada del mantenimiento de la piscina es quien realiza dicha tarea, además de llevar a cabo los cálculos de medir la cantidad de agua de la piscina, y la colocación de una determinada cantidad de cloro. Este sistema de aplicación manual provocó una gran cantidad de quejas en los usuarios que lo realizaban; es por eso, que gracias a la ayuda de las fábricas de piscinas y de la tecnología, aparecieron los cloradores.

cloro-para-piscinas-desinfeccionLas principales quejas que se vinculaban a la utilización del cloro para piscinas eran las irritaciones de los ojos y las descamaciones de la piel, así como también la molestia en la visión. El cloro para piscinas también puede ser colocado mediante la utilización de las ya reconocidas y populares boyas de cloro, actualmente considerado uno de los métodos para la colocación del cloro más utilizado en las piscinas hogareñas.

Estas boyas liberan el cloro paulatinamente, sin la necesidad de que nadie las ayude para su correcta limpieza de la piscina, manteniéndola en buen estado por algunos días. En el caso de las piscinas más grandes, los elementos favoritos son los cloradores automáticos: es un aparato electrónico que el usuario debe programar para que éste asista a la piscina con la dosis justa de cloro, de manera automática. Sin duda que el cloro para piscinas ha resultado como una especie de salvavidas para el mantenimiento y el buen estado para la utilización de los usuarios. Cuando nos referimos entonces al cloro para piscinas, existen variados tipos también: cloro en tabletas (el más usado en las piscinas, es de disolución lenta e ideal para su colocación diaria con cloradores automáticos o flotantes.

 
 
 

Desinfeccion del agua

Ofrece la mayor concentración disponible de cloro); cloro granulado (disolución rápida. Aplicado de manera manual o con el uso de cloradores no automáticos. 62% de cloro libre disponible); cloro líquido (es el más popular y a su vez el más económico del mercado. Es de acción instantánea y muy efectivo para la sobrecloración y el control de algas); cloro seco granulado (químicamente llamado Hipoclorito de Calcio. Es más fácil que el cloro líquido para su utilización, y ofrece los mismos beneficios). Por otra parte el cloro para piscinas presenta diferentes características, que lógicamente varían según el tipo de cloro que se aplique en la misma. Se debe tener en cuenta la efectividad germicida, la efectividad algicida, si brinda una protección prolongada, si tiene incorporado un estabilizador, si permanece 100% activo mientras es usado, si mantiene el PH en su dosis justa, si resulta soluble, su estabilidad en el envase en cual viene, si resulta compacto, y si proporciona seguridad al ser utilizado y al ser almacenado.

 
  email