Clorar el agua

Para comenzar a hablar sobre cómo clorar el agua, debemos informar que la sustancia química fundamental que se usa en este caso es el cloro y porqué se lo utiliza? Podemos decir que el cloro es una sustancia químicamente comprobada que se utiliza para desinfectar el agua generalmente de los natatorios, y también el agua que utilizamos para beber.

Tal vez, en muchas ocasiones posea un olor desagradable e irritante para las mucosas nasales, aunque al mezclarlo en el agua, digamos que, ese olor tiende a diluirse. Más precisamente, el cloro es un elemento de tipo alógeno, que abunda en la naturaleza combinado con otros elementos, como por ejemplo con el agua del mar y resulta esencialmente importante en la vida de todo ser humano. Por lo tanto, hablamos de clorar el agua, cuando se emplea a este producto en una cantidad aproximada a un miriagramo por litro con el fin de realizar una limpieza profunda y la desinfección de las piscinas, para poder evitar la proliferación de los gérmenes y las bacterias.

clorar-el-aguaTambién, podemos decir que el cloro actúa como desinfectante industrial, ya que resulta muy eficaz para cuando se quiere eliminar los microbios y los olores desagradables que pueden presentar las algas, el color verdoso que puede nacer en los bordes de la piscina y las canaletas de la misma. Y también usando los productos químicos para combatir otro tipo de suciedades que puede traer consigo el cuando ingresa a la pileta, tales como pasto, arena, tierra, restos de protector solar, etcétera. Generalmente cuando vamos a proceder a clorar el agua, se utiliza al cloro en forma de hipoclorito de sodio, ya que es una forma de cloro más útil de almacenar y de repartir en pequeñas o grandes dosificaciones de acuerdo a la cantidad de agua que necesitemos.

Se emplea al cloro de forma líquida, porque es una formula que actúa más rápidamente, aunque es la que dura menor tiempo. Además, existe el cloro en forma sólida y en pastillas, que son los productos que generalmente se colocan en los flotadores de cloro, ya que estos recipientes poseen unos pequeños orificios para permitir que las pastillas de cloro drenen para mezclarse con el agua.

Esta es también otra alternativa de clorar el agua de una piscina, pero mucho más lenta que la anterior mencionada. Igualmente, se recomienda no arrojar las pastillas directamente en la pileta, ya que las mismas pueden generar manchas en el interior de la estructura del natatorio. Hoy en día, y debido a que en algunos países sea casi imposible el acceso a las aguas limpias, y por ende se ven expuestos a situaciones de graves enfermedades, una organización mundial de la salud ha propuesto un sistema más accesible de clorar el agua, que consiste en emplear un recipiente o botella con soluciones antisépticas y una pequeña dosis de hipoclorito de sodio o también de calcio. Es un sistema muy practico de emplear para todos aquellas personas que posean bombas especiales de cloración. Además, podemos nombrar otro método accesible y económico sobre todo de desinfección, y se trata de rellenar botellas de plástico con agua, acostadas y exponer a las mismas a la luz solar por unas seis o siete horas, que es el tiempo necesario que se requiere para tratar eliminar todas las bacterias existentes en el agua.

clorar-el-agua-piscinaIgualmente, para poder llegar a clorar el agua correctamente, este líquido primero tendría que ser filtrado, y luego colocársele el elemento químico que debe estar en contacto con el agua en aproximadamente media hora, si hablamos en este caso particularmente, ya que nos referimos a la desinfección de una piscina.

Ahora bien, si lo que precisamos es desinfectar agua en pocas cantidades, ya que la vamos a utilizar para consumo humano, deberíamos agregar al recipiente donde esté depositada el agua dos gotas de hipoclorito de sodio, para realizar la tarea de purificación y así estar completamente seguros. De todas maneras, y a pesar de que el sistema de clorar el agua es uno de los métodos más eficientes que existen para eliminar los microbios, bacterias y otros gérmenes, se ha comprobado médicamente que el consumo accidental del cloro puede producir alteraciones en el esófago y la boca. Y esto suelen suceder en el caso de los niños, ya que no están concientes del riesgo que implica el tomar el agua de la piscina.

 
 
 

Productos para clorar el agua de nuestra alberca

También, el cloro luego de haber permanecido mucho tiempo posando en el agua, puede llegar a liberar un olor bastante desagradable y muy fuerte. Por esto, existen otros métodos que nos sirven para eliminar al cloro del agua, como por ejemplo, si el agua que pretendíamos consumir ya ha pasado mucho tiempo sin que se la utilice, lo adecuado sería realizar el vaciado de la botella y luego hervirla, o bien vaciarla y rellenarla con agua nueva. Y en el caso de que tengamos grandes cantidades de agua, como sucede con una piscina, lo conveniente sería realizar el vaciado de la misma mediante la succión y volverla a llenar con agua nueva, y luego reestablecer el método de clorar el agua, ya que si no realizamos lo anterior el líquido se encontraría en desventaja y nuevamente se podrían proliferar las bacterias y otros microorganismos. Igualmente, recordemos que debemos asesorarnos muy bien cuando vamos a clorar el agua de una piscina, si es que nosotros mismos somos los que preferimos hacer la tarea de mantenimiento o como segunda opción puede contratar a un profesional que seguramente estará capacitado para realizar esa actividad.

 
  email