Tipos de limpiafondos para piscinas

Antes de comenzar a hablar sobre los tipos de limpiafondos para piscinas, es necesario tener en cuenta primeramente qué son, para qué sirven y dónde los podemos adquirir. Además, de las características que los diferencian, aunque está claro que posen el mismo objetivo en vista, que es el de ayudar al mantenimiento de los natatorios en general.

Habitualmente, para tener una pileta en buen estado tendremos que contar con aparatos y accesorios para lograr la limpieza de partículas, pero si a esta limpieza que necesitamos no le agregamos los principales productos químicos como la cloración, medición de ph y agregado de alguicidas, diríamos que no estaría completa. La floculación es un proceso que nos permite la aglutinación de las partículas que se ven flotando en la pileta, sedimentarlas y precipitarlas hasta el fondo de la misma, y es allí cuando es requerido el uso de alguno de los tipos de limpiafondos para piscinas para que actúen barriendo las impurezas que causan la turbidez del agua, como la tierra, arena, pasto, arcilla y otras partículas orgánicas.

tipos-de-limpiafondos-para-piscinaLos Limpiafondos para piscinas se pueden conseguir en todos los comercios que se dedican la venta de productos para piletas y en los grandes supermercados, existen nacionales e importados. Otra de las maneras de acceder a la compra de alguno de estos tipos de limpiafondos para piscinas, es a través de Internet, en los sitios que se encuentran allí, en donde podemos contactarnos con un vendedor de estos elementos y un plazo de dos o tres días tendremos una respuesta concreta con precio incluido de dicho limpiafondo.

Las formas de pago por Internet generalmente son dos, una por medio de tarjeta de crédito y la otra con efectivo personalmente. Existen varios tipos de limpiafondos para piscinas, además de los más conocidos manuales o automáticos, hay también dentro de estos otros de similares cualidades que valen la pena ser citados y los podemos clasificar a continuación:

El limpiafondos manual es el que comúnmente se ha utilizado antiguamente, y se caracteriza por tener un funcionamiento similar al de un aspirador de uso doméstico. Suele constar de un cepillo acoplado a una palanca, y por otro lado una manguera flexible que se une por un lado al cepillo y por otro a la toma de aspiración de la pileta. Luego, es el propietario el que se tiene que encargar de mover manualmente el limpiafondos por aquellos lugares en los que cree convenientes, aspirando así la suciedad que va a parar al prefiltro y en menor medida al filtro del natatorio. El limpiafondos automático, tal como su nombre lo indica, es el que realiza la limpieza del fondo de la pileta de forma programada o automática.

 
 
 

Limpiafondos automaticos y manuales

Y aquí, el propietario no tendrá necesidad de estar pendiente del desplazamiento del aparato a los diferentes sectores donde se requiere de la aspiración de partículas, sino que el limpiafondos lo hace por sí solo, recorriendo la superficie total de la piscina. Otro de los tipos de limpiafondos para piscinas que podemos nombrar dentro del conjunto de los automáticos es el eléctrico, en este caso se hace uso de la corriente eléctrica de baja tensión para funcionar teniendo en cuenta las normas exigidas de seguridad. Son completamente independientes en cuanto al sistema de filtración de la pileta y la suciedad y demás residuos que se aspiran son destinados a la bolsa del filtro que posee el limpiafondos.

tipos-de-limpiafondos-para-piscina-modelosEstos además, suelen tener dos o tres motores de facilitan su movimiento la limpieza y cabe destacar que cuanto más motores tenga mayor efectividad tendrá. Por otro lado, tenemos a los hidráulicos, y dentro de estos tipos de limpiafondos para piscinas, debemos diferenciar entre aquellos que funcionan por medio de la aspiración y a presión. Los primeros, son los que utilizan el sistema de filtración de la pileta como su fuente de energía.

Su instalación es bastante fácil, se conecta directamente a la toma de aspiración de la piscina, es decir el espacio que se denomina skimmer y además no necesitan de otros equipos complementarios. Su función consiste en desplazarse automáticamente con movimientos aleatorios por los sectores aspirando la suciedad existente, de esta manera se logra un funcionamiento más eficaz que el de los eléctricos. Existen algunos, que pueden encontrarse con dificultades a la hora de presentársele elementos a su paso, como las escaleras metálicas o los escalones que se encuentran en la pileta, pero esto no significa que disminuya su eficacia.

Y por último, están los tipos de limpiafondos para piscinas a presión, éstos utilizan también el sistema de filtración de la pileta por medio de la fuente de energía, conectándose a través de una toma de impulsión o succión transformada a presión, también deposita la suciedad a la bolsa que contiene el filtro evitando sobrecargar el prefiltro de la bomba de la piscina. En cuanto a su instalación, suelen un poco más complicados que los demás limpiafondos, aunque su capacidad de limpieza es bastante menor. En conclusión, todos los tipos de limpiafondos para piscinas, son imprescindibles para el uso a la hora del mantenimiento de la misma, como hemos visto, algunos difieren de otros en cuanto a sus cualidades, aunque en general todos poseen en mismo objetivo o función que es la de aspirar la basura que se instala en el fondo la pileta.

 
  email