Pinturas para escaleras de piscinas

Existen varios tipos de pinturas para escaleras de piscinas que se pueden utilizar en piscinas de diversos materiales y estructuras, así como también en las escaleras que se colocan para salir y entrar a las mismas y que se encuentran fabricadas con otro material diferente al de la piscina.

Antes de realizar el mantenimiento de una piscina y pintarla, es importante conocer las propiedades y características de cada uno de los tipos de pinturas para escaleras de piscinas que se pueden conseguir actualmente en el mercado y que varían según su aplicación. El primero de los tipos de pinturas que se describirá en este artículo es el que se conoce como pintura a poro abierto y que consiste en una pintura especial que puede aplicarse tanto en escaleras, paredes o en el fondo de piscinas realizadas en hormigón y que no se encuentren permeabilizadas o que tengan aun la superficie del estuco fresco, debido a que es un tipo de pintura que funciona como una membrana de curado.

pintura-escalera-piscinasEsta pintura posee la ventaja de ser permeable al vapor de agua, gracias a lo cual evita la formación de ampollas, y es impermeable al agua, de manera que es altamente resistente, y sella la capacidad permeable de las superficies donde se la aplica, ya sea en la escalera o en toda la piscina.

El segundo tipo de pinturas para escaleras de piscinas que se puede utilizar de la misma manera que la anterior, es decir, también en toda la superficie de las piscinas realizadas en cemento concreto y fibrocemento u hormigón, es la pintura de caucho clorado o también conocida como “clorocaucho” y es la pintura ideal para utilizar en escaleras de metal que se encuentren en las piscinas, pues resiste en alto grado a la humedad que las mismas reciben al estar en contacto con el agua de la pileta. Es una pintura altamente impermeabilizante de las superficies en las que se la coloca y es una de las pinturas para escaleras de piscinas más recomendadas debido a que se puede aplicar en escaleras que estén realizadas en diversos materiales, además de que evita la formación de hongos y algas en toda la superficie donde se la aplique. Esta pintura es muy efectiva para permitir la libre difusión de los vapores de agua que contienen los muros y el suelo de las piscinas y de las escaleras de las mismas, enviando los mismos hacia el interior de dichas superficies, evitando de esa manera que se realicen ampolladuras y desconchones en la pintura.

 
 
 

Diferentes estilos de pintura para escaleras de piscinas

Esta es una de las pinturas para escaleras de piscinas más fácil de aplicar, ya que puede ser repintada sobre pinturas acrílicas al disolvente que ya se encuentren en la superficie, sin necesidad de removerlas, y es además resistente a los productos ácidos y álcalis diluidos, por lo cual se hace muy simple su limpieza. Por último, el tercer tipo de pinturas para escaleras de piscinas es la pintura de impermeabilidad selectiva, la cual es el único tipo de pintura totalmente compatible con las dos descritas anteriormente, y se la puede aplicar en piscinas de cemento o de hormigón ya pintadas o en superficies de estuco.

pintura-escalera-piscinas-coloresLas grandes ventajas que posee este tercer tipo de pintura para piscinas y escaleras es que tiene una alta y larga durabilidad, seca rápidamente luego de ser aplicada, no posee olores fuertes y es anti hongos. Por lo general todos los tipos de pinturas para escaleras de piscinas vienen en diversos colores, aunque el más utilizado comúnmente es el color azul, pero se recomienda pintar las escaleras de con colores más oscuros que el resto de la superficie de la piscina, de manera que se haga más fácil el visualizarla y así se evitan accidentes innecesarios. Además de venir en diversos colores, las pinturas vienen también en variados tonos, algunos más opacos y otros más brillosos, como el mate, semi mate u opaco. Las más actuales de estas pinturas para escaleras de piscinas utilizan pigmentos minerales de composición orgánica por lo que son más ecológicos y compatibles con el medio ambiente, produciendo una menor contaminación. La densidad de este tipo de pinturas varía según la temperatura, y su rendimiento suele ser de entre doce y catorce metros cuadrados por litro, aproximadamente. El secado de este tipo de pinturas orgánicas es, al tacto, de unos diez minutos, el secado total tarda entre tres y cuatro horas y el secado para el repintado suele tardar unas 24 horas.

La aplicación de las pinturas para escaleras de piscinas suele ser muy sencilla y para llevarla a cabo se deben tener en cuenta aspectos como la temperatura, la cual no debe ser menor a los 5 grados ni superior a los 35 grados centígrados. La superficie no debe estar muy caliente ni debe recibir de lleno la luz del sol. Por lo general solo hacen falta aplicar dos capas de pintura.

 
  email