Piscinas desmontables de segunda mano

Si tenemos que hablar de las piscinas desmontables de segunda mano, diremos que no todas las piscinas de usadas tendrán la vida útil que esperamos, es decir si adquirimos una piscina de vinilo que ya ha sido usada un par de años, es posible que comience el deterioro, ya que estas piscinas desmontables no duran más allá de las cinco temporadas.

Ahora si lo que compramos es una piscina desmontable de segunda mano, de fibra de vidrio, es probable que nos dure muchos años más, eso sí, si la pileta en sí está en buen estado general. Esto quiere decir que si adquirimos una piscina de segunda mano, tendremos que saber y conocer el estado en que se encuentra, y de qué material es. Las piscinas desmontables hinchables, son muy prácticas, pero su vida útil es de cuatro o cinco temporadas seguidas, debido a su material, que si bien es fuerte y resistente; los rayos UV, y el uso continuo de cloro o los productos de limpieza van desgastando el material.

piscinas-desmontables-segunda-mano-modelosLas piscinas desmontables de segunda mano, pero de PVC, o de fibra de vidrio, son las que más resisten el paso del tiempo, el uso, los rayos solares, los productos de limpieza, etcétera, y si estuvieran averiadas, dependiendo de dónde se encuentra la rotura, es muy sencillo repararlas. Para ello tendremos que revisarlas muy bien antes de comprarlas.

Hay momentos en los que el presupuesto no alcanza para adquirir un producto nuevo con respecto a piscinas, entonces el mercado del usado, tiene para ofrecernos algunas posibilidades de compra. Internet es uno de los lugares en los que encontraremos piscinas desmontables de segunda mano, que se venden a módicos precios, (muchas veces a menos de la mitad de su valor, con las mismas características de las nuevas). Es importante destacar que cuando las vemos, para comprarlas, estas deben estar fuera de la tierra, porque al desenterrarlas, se pueden romper, así que seremos cautos en comprar una piscina colocada en la tierra. Al verlas nos damos cuenta si el material está completa o parcialmente deteriorado, y qué debemos arreglar, o cambiar. Es muy sencillo, pero no quiere decir que sea un trabajo barato, los liner para piscinas que se venden en el mercado nos pueden ayudar a revestirlas, si es eso lo que hace falta.

piscinas-desmontables-segunda-manoReparar la fibra o simplemente pintarlas, porque muchas veces las piscinas desmontables de segunda mano, están muy bien mantenidas y cuidadas, en perfectas condiciones listas para enterrar en la tierra y comenzar a usarlas, pero en otras oportunidades no, eso depende del uso, de los cuidados a los que fueron sometidas.

También es cierto que podemos encontrar productos de segunda mano, muy económicos, y en buen estado general, esas son las oportunidades del mercado de hoy, y saber reconocerlas es muy bueno, porque se pueden adquirir productos de segunda mano, en perfectas condiciones y a muy bajo precio, con lo cual los únicos beneficiados somos nosotros. Conocer el material, es muy importante, ya que nos daremos cuenta si será una buena compra o un pasaporte a los problemas en el futuro.

Para ello daremos una somera explicación de detalles importantes a la hora de comprar uno de los modelos de piscinas desmontables de segunda mano; en principio, las piscinas e fibra son muy suaves al tacto, con ello, sabremos que si estas están resecas, ásperas, o rugosas, es preferible no comprar porque si lo hacemos deberemos gastar bastante plata en arreglos y reparaciones que nadie nos garantiza si quedarán bien. Otra de las características que tienen estas piscinas desmontables es su color, de un azul brillante oscuro, y al verlas descoloridas, inclusive blanquecinas, tampoco es bueno invertir en ellas, deberemos repintar toda la piscina con lo cual el gasto es importante. Una piscina que goza de buena “salud”, es aquella que no tiene en toda su superficie ningún parche de fibra a la vista, y por último es verificar si tienen pérdidas de agua.

 
 
 

Precios de las piscinas desmontables de segunda mano

No nos conviene comprar productos muy viejos, es decir piscinas que tienen más de veinte años, porque las tendremos que comenzar a reparar, con lo cual en pocos meses habremos gastado lo que cuesta una nueva. Otra de las cosas que deberán ser tenidas en cuenta por nosotros los compradores de piscinas desmontables de segunda mano, es cuál es el motivo de la venta, así que de una manera sutil, podemos preguntar cuál es el motivo o razón por la que la venden, y las respuestas valederas sería porque se mudan, o porque se decidieron a instalar una de material, o porque compraron la vivienda con la piscina y los propietarios, ahora los vendedores de la piscina en cuestión, simplemente, no la quieren. Sabiendo todo lo necesario, la compra de una piscina desmontable usada, es una opción inteligente, porque si está bien, por pocos pesos podremos disfrutar del entretenimiento más atractivo del verano.

 
  email