Piscinas rusticas

Cada familia anhela la posibilidad de contar con un natatorio que le brinde amplios beneficios por un largo tiempo. En el mercado podemos lograr encontrar distintas alternativas de construcciones adaptándose a los gustos y diseños de cada uno.

Uno de esos estilos que nos pueden ofrecer las empresas es de las piscinas rusticas. Este tipo de natatorios poseen dentro de sí varios modelos que son necesarios para informarse y tenerlos en cuenta cuando se decida por el encargo de instalar uno en su patio. Como lo expresa su nombre, rústico puede relacionarse a todo aquello que representa lo añejo y poco convencional, especialmente si hablamos de la piedra o el cemento y hoy en día representa uno de las maneras particulares de expresión en cuanto a la estética. Para este tipo de piscinas rusticas tendremos que hacer mención a los natatorios que las empresas han hecho pertenecer a su conjunto, como por ejemplo a las piletas de madera, a las de hormigón y también a las de piedra.

piscinas-rusticas-modelosEs muy común de ver estos modelos en estancias, casas de playa o en las costas, en lugares bastante distanciados de la ciudad, y la ambientación puede ir acompañada de accesorios acordes a este estilo como jarrones, maderas crudas y avejentadas, juncos, cañas, etcétera. Con respecto a los natatorios construidos de hormigón, en primer lugar conforman unos de los modelos más requeridos mundialmente desde ya hace muchos años, debido probablemente a su impecable acabado y que da la posibilidad de adaptar a las personas al diseño que pretenda. Primeramente, considerando la decisión de instalar un natatorio de hormigón en nuestro jardín, es fundamental analizar el tipo de suelo que poseemos en el terreno para constatar si cuenta con las características necesarias para albergar a la misma.

Teniendo en cuenta el suelo, para este tipo de piscinas rusticas, los expertos aconsejan que el mismo cuente con una proporcionada cantidad de césped, como las casas de campo generalmente, ya que facilitan la oxigenación que se necesita mediante el uso de la arena que existiese allí. Lo que es conveniente, es procurar la instalación de una piscina de hormigón en suelos pantanosos, ya que las aguas que se constituyen por las vías subterráneas dificultarán el correcto drenaje que la pileta requiere. Por otro lado, al ser una construcción que requiere de bastante tiempo de obra, la estructura se llevará a cabo mediante fases, la primera es la de la excavación, que duraría cinco días, teniendo en cuenta que se debe cavar el pozo y además darle forma al mismo. Luego, la fase de colocación de los bloques de cemento es un poco más rápida, teniendo en cuenta que forman parte de las piscinas rusticas, entonces dependiendo de la cantidad de personal obrero que trabaje en dicha construcción, cuanto más profesionales más rápido se terminará.

piscinas-rusticasProsiguiendo, después de haber colocado los bloques de cemento, hay que pasar a la colocación de los alambres que oficiarán de sostén de la estructura principal. Los mismos se colocan en forma horizontal y vertical de manera que logre ocupar todo el largo de las paredes y el piso de la pileta, formando una especie de red que la cubrirá completamente. Y por último, se procede a la colocación del hormigón para que se forme la estructura final. Por otro lado, podemos citar a los natatorios hechos de madera como otro de los modelos de piscinas rusticas que podremos ubicar en nuestro jardín campo u otro lugar que se nos plazca. Se puede decir entonces, que estas piscinas de madera al igual que las de hormigón, antes mencionadas, se han convertido en los últimos años en una de las opciones que más solicitudes ha requerido. Al hablar de los natatorios de madera, sin duda debemos destacarlas por su encanto a la vista de cualquier persona, porque al notarlas en cualquier jardín del hogar expresan un gran impacto visual. Una de las ventajas que tienen es, que por su característica adaptación a todo tipo de lugar es capaz de montarse tanto en terrazas, jardines, zonas costeras, y gracias a su material y su gran variedad de diseños las podemos encontrar con total facilidad en el mercado.

Se pueden elegir entre tres formas de colocación para estas piscinas rusticas, una es por encima del suelo, semi enterradas o enterradas por completo. El primer caso, podemos decir que es más habitual de demanda, ya que no necesita de un análisis previo del suelo del lugar ni otra cosa por el estilo y además no requiere de obras complejas.

 
 
 

¿Son recomendables las piscinas rusticas?

En el segundo y tercer caso, en las semi- enterradas y enterradas totalmente, consisten en un tema más complicado, porque se debe principalmente hacer un estudio previo de la tierra del lugar, con similares pasos como los que se harían cuando deseamos una piscina de hormigón, ya que el fin de este método es comprobar si se podrá instalar allí perfectamente dicho estanque.

Es importante, tener bien en claro que para lograr una instalación óptima de cualquier modelo de piscinas rusticas es contar con expertos, para que se hagan cargo del asunto y lleven a cabo una ubicación completamente exitosa. Y en conclusión, deberemos tener en cuenta que en relación al diseño, podremos personalizar en forma y tamaño según las necesidades de cada usuario a las piscinas rusticas, ya que hoy en día se puede elegir entre formas tradicionales, rectangulares, cuadradas, entre otras, pero cada una de ellas, cualquiera que sea, le dará un aspecto más atractivo al lugar que elegimos para descanso.

 
  email