Piscinas sin cloro

Para comenzar a hablar sobre el dilema de las piscinas sin cloro, lo primero que pensamos es en que es imposible mantener una pileta sin la cloración, pero claramente debemos informar que caben las posibilidades, porque una piscina sin cloro se puede mantener básicamente con otros tipos de productos como utilizando por ejemplo composiciones a base óxido activo, persulfato o cloradores salinos.

El cloro, sin dudas, se lo denomina un producto químico, y que como todo elemento derivado de los químicos posee ventajas y desventajas, hablando de lo que podemos seleccionar como ventajas encontramos que es un producto de fácil almacenamiento, económico y de fácil transporte, que también remueven las bacterias y forman una barrera contra las enfermedades producidas por los gérmenes que se encuentran presentes en el agua de la piscina, aunque si lo utilizamos de mala manera al cloro en el agua de nuestra pileta hasta puede ocasionar inconvenientes no deseados para la salud de quienes lo consuman o los bañistas.

piscinas-sin-cloroA continuación citaremos lo que son algunos ejemplos, puede provocar asma si lo ingerimos accidentalmente igualmente si estamos en contacto con él, sin tomar de antemano algún tipo de recaudos o protección, como por ejemplo los barbijos, por eso decimos que este producto usándolo por un tiempo más prolongado al indicado, puede producir además, picazón en los ojos, nariz y manos, y desagradables experiencias de la ropa manchada, es por ello que la mayoría de los sitios públicos prefieren mantener el estado del agua de las piscinas sin cloro.

Pero asimismo, existen en el mercado diferentes formas de desinfectar el agua de nuestras piletas, se los adjunta como productos especiales y que no todas las personas conocen. Estos artículos también necesitan de la ayuda de los alguicidas para lograr un mantenimiento más completo de la pileta. Los productos alguicidas se utilizan para eliminar las algas, estas plantas microscópicas que florecen en la piscina y que ponen en riesgo el agua de la misma, porque también contienen bacterias, hongos y varios otros microorganismos que son los principales responsables de las tantas enfermedades digestivas de los bañistas como el cólera, o los parásitos intestinales.

 
 
 

¿Es posible limpiar piscinas sin cloro?

Por otra parte, hablando de los procesos que sirven para la mantención de las piscinas sin cloro podemos mencionar a los aparatos para ionizar el agua, son de los productos que se consiguen ecológicos y son más económicos, además no dañan a los seres humanos y la función que cumplen es igual a la del cloro, que como hemos dicho antes, es la de combatir las enfermedades que causan las bacterias y microorganismos.

Hoy en día se puede obtener una piscinas sin cloro, ya que estos productos innovadores cumplen las mismas funciones, purificar y filtrar, logrando así el agua de las piletas cristalinas, incoloras, y básicamente limpias, libres de todos los gérmenes microscópicos. Por esta razón, cada vez más se ve elegida esta opción, de productos para natatorios entre todos los usuarios, porque conjuntamente con todas las características tampoco son generadores de toxinas que pueden resultar dañinas para nuestro organismo, y hasta algunas molestias que son provocadas por estos elementos químicos para el mantenimiento de las aguas de nuestra piscina. Otro de los métodos que podemos mencionar y del cual también se obtienen resultados óptimos de las piscinas sin cloro, es el de la electrólisis salina, otro de los tratamientos que pueden emplear y que a su vez mejora la calidad del agua evitando la manipulación de los productos derivados de los químicos, y por supuesto abaratando los costos y tareas de mantenimiento, aporta el cloro a partir de la generación de sal común disuelta en el agua.

Ventajas y desventajas

piscinas-sin-cloro-segurasEsta sal de la que hablamos, es necesaria para el funcionamiento, por lo tanto se la debe agregar a la piscinas sin cloro con una concentración de 5 a 7 kg por metro cúbico, la sal al añadirse al agua produce el cloro por medio de la célula electrolítica, y además se puede contar con la generación de otro producto, como lo es el oxígeno activo, que es el que opera agregando un poderoso desinfectante extra al agua esterilizándola.

Terminada la desinfección del agua, el ácido clorhídrico hace reaccionar a la soda cáustica en una acción neutralizadora. Este procedimiento, es un proceso cerrado en dónde no se permite ninguna pérdida del producto, hay que tener en cuenta que la añadidura de sal hay que hacerse una vez que se produce el llenado de la piscina, pero luego lo que nos quedaría por hacer, es agregar pequeñas dosis periódicas debido a las pérdidas de agua mediante los lavados de las depuradoras y al mismo tiempo de los filtros. Además, otro de los procesos que se deben mencionar para poder mantener las aguas de las piscinas sin cloro es la hidrólisis, que se caracteriza por la descomposición por el agua, cuyas ventajas son: que el agua está compuesta por dos partes de hidrógeno y una de oxígeno, sabiendo esto, la electrólisis es un proceso que genera hidrógeno y oxígeno por medio de la electricidad y el agua.

Este proceso actúa cuando la corriente eléctrica que entra en contacto con el agua rompe el enlace químico y entonces las cargas negativas o iones emigran hacia el electrodo positivo, y por ende los iones cargados positivamente son atraídos por el electrodo negativo. En conclusión, digamos que todos los procedimientos mencionados son valederos tanto para piscinas públicas como de uso familiar, como por ejemplo las piletas de competencia, es por esto que muchas personas prefieren las piscinas sin cloro. Y también, podemos agregar que el uso de estos productos beneficia tanto a los propietarios de las piscinas como a sus hijos, porque sabiendo que existen otros perjudicialmente tóxicos para la salud humana, siempre tendemos a adquirir lo que más nos conviene y por eso elegimos los productos naturales para aplicar a las piscinas sin cloro.

 
  email